lunes, 26 de abril de 2010

Se me cae el pelo!


Así es! Se me cae el pelo. Y no es que vea un pelito tirado por el lavamanos, o en la almoahada... no. Son mechas y mechas de pelo que se me caen cuando me paso las manos por el pelo, cuando me saco el moño, cuando me levanto en la almohada, cuando me lo lavo en la ducha.. y de esto ya hace unas 3 semanas. Al principio pensé "a lo mejor estoy estresada con todo esto de no dormir bien por darle leche al Gaspi en las noches" (aunque ya estoy totalmente acostumbrada a eso), después pensé que me faltaban vitaminas.. algo me tenía que estar pasando, porque cantidades de pelo así... mija! no es normal! Pero antes de llamar a la doctora desesperada pidiendo algún consejo (a petición del Leo, que luego de pasar la aspiradora por la pieza fue él el que entró en desesperación), prefería buscar información con Don Interné. Y pucha que fue bueno, así no hice el ridi con mi doctora. Le pasa a tooodas las mujeres después de 3 a 4 meses del parto. Y no es por la lactancia (leí algunas mensas que dejaban de darle pecho a sus bebés para que no se les siguiera cayendo el pelo), sino porque durante el embarazo, el crecimiento del pelo se relentiza. Normalmente, se caen 100 pelos diarios, de los que una no se da ni cuenta, pero durante el embarazo, disminuye la cantidad de la caída, y luego de 3 meses de postparto se comienza a caer todo de una vez.. qué lindo! De todos los comentarios que leí, resumí que no hay nada de nada que una pueda hacer para detener, controlar o disimular esto. Nada. Y es que es así. Ni los productos más caros, ni las recetas caseras, ni dejar de amamantar (qué onda!) surtirá efecto en esta imparable caída de cabello. Es mejor conformarse con la idea, porque por lo que investigué, este proceso dura como 9 meses (la misma duración del embarazo... casualidad? no creo).
Cariños con olor a

Las visitas infinitas...