lunes, 26 de abril de 2010

Se me cae el pelo!


Así es! Se me cae el pelo. Y no es que vea un pelito tirado por el lavamanos, o en la almoahada... no. Son mechas y mechas de pelo que se me caen cuando me paso las manos por el pelo, cuando me saco el moño, cuando me levanto en la almohada, cuando me lo lavo en la ducha.. y de esto ya hace unas 3 semanas. Al principio pensé "a lo mejor estoy estresada con todo esto de no dormir bien por darle leche al Gaspi en las noches" (aunque ya estoy totalmente acostumbrada a eso), después pensé que me faltaban vitaminas.. algo me tenía que estar pasando, porque cantidades de pelo así... mija! no es normal! Pero antes de llamar a la doctora desesperada pidiendo algún consejo (a petición del Leo, que luego de pasar la aspiradora por la pieza fue él el que entró en desesperación), prefería buscar información con Don Interné. Y pucha que fue bueno, así no hice el ridi con mi doctora. Le pasa a tooodas las mujeres después de 3 a 4 meses del parto. Y no es por la lactancia (leí algunas mensas que dejaban de darle pecho a sus bebés para que no se les siguiera cayendo el pelo), sino porque durante el embarazo, el crecimiento del pelo se relentiza. Normalmente, se caen 100 pelos diarios, de los que una no se da ni cuenta, pero durante el embarazo, disminuye la cantidad de la caída, y luego de 3 meses de postparto se comienza a caer todo de una vez.. qué lindo! De todos los comentarios que leí, resumí que no hay nada de nada que una pueda hacer para detener, controlar o disimular esto. Nada. Y es que es así. Ni los productos más caros, ni las recetas caseras, ni dejar de amamantar (qué onda!) surtirá efecto en esta imparable caída de cabello. Es mejor conformarse con la idea, porque por lo que investigué, este proceso dura como 9 meses (la misma duración del embarazo... casualidad? no creo).
Cariños con olor a

miércoles, 21 de abril de 2010

La lactancia


En esta hora hablo de la lactancia. Bueno, en esta hora y a todas horas. Es MI tema hoy por hoy, ya que el Gaspar tiene casi 4 meses, está en pleno desarrollo beberil, y yo, como buena madre natur-jipi-lais, me he propuesto alimentarlo exclusivamente con mi leche hasta los 6 meses, y luego seguir con la lactancia hasta los 2 años o más, si es que se puede. Puede sonar una locura para algunas, especialmente para las mujeres post-modernistas que con la corriente de la liberación femenina, han visto desvalorizado socialmente el rol de la madre y el tiempo dedicado a la lactancia. La mamadera en estos tiempos surgió como símbolo de esta liberación (con su respectiva "leche de fórmula", como si la leche de otro animal fuera mejor que la nuestra!), y dijeron "adiós a la pechuga" como vía de alimentación. A todo esto el sistema actual no ayuda en nada a la mujer trabajadora que sí quiere amamantar, poniendo todo tipo de trabas con sus leyes laborales insuficientes para proteger y promover la lactancia. La instrumentalización del parto, la separacion de la madre y el hijo al nacer, la demora en la primera mamada (díganmelo a mi, que estuve separada del Gaspar 4 horas después del parto esperando en el postoperatorio, todo porque la pieza no estaba "lista"), han hecho de la lactancia sea sólo una de las tantas "opciones" de las que disponemos para alimentar a nuestros hijos.
Pero con esto de que la lactancia está desvalorizada, no hay conformismos. Existe todo un movimiento, que se puede palpar por la i-net y que va en contra de todo esto. Páginas como la de la Liga de la Leche Internacional, la del Comité de Lactancia Materna de la AEP (Asociación de Pediatría Española), la del grupo Lactando, e incluso un grupo acá en Valpo: Mammalia (no he tenido tiempo de ir a ninguna de sus reuniones, pero me encantaría ir!) están a favor de la lactancia, no sólo como el mejor medio de alimentación para nuestros hijos, sino como el más exquisito medio de vínculo para apego madre e hijo que puede existir jamás. Además, ahora el Minsal de Chile, redactó un compendio actualizado acerca de la lactancia materna. Existen tantas dudas, miedos y problemas que no entendemos y que la mayoría de las veces están basadas en mitos acerca de la lactancia que, si no compartimos con otras madres que ya han pasado por lo mismo, y no investigamos y preguntamos, nos entramparemos en piedritas que son fáciles de sacar, si ponemos de nuestra parte y nos dejamos asesorar.
Entonces, vamos a preguntar! y arriba con la teta! Verán que lindo es tener a esa distancia perfecta a sus bebés.

Cariños con olor a canela.

Primera vez


Esta es mi primera vez de bloggie... y no se me ocurre qué escribir. Les pasa cuando les piden un chiste, que no se les ocurre ninguno? Bueh, esto es más o menos parecido.
Quiero escribir de tantas cosas, del otoño, lo que me pasa con Leo, mi marido, con el Gaspi (Gaspar), mi hijo que en 10 días más ya cumplirá 4 meses! Se ha pasado tan rápido el tiempo que no me he dado ni cuenta. Hay ropita que derechamente ya no le queda! Y yo que la veía tan grande al principio... no es para menos, no? ya casi pesa 8 kg, si es que no más.
Él duerme ahora y yo aprovecharé de bajar y ordenar la mesa para el almuerzo. Mi trabajo hoy por hoy es estrictamente de dueña de casa, y de a ratos sentada frente al pc.
Ahora me voy, y me doy cuenta que ya escribí algo...que aunque es poquito, por algo se empieza, no?
Cariños con olor a canela.

Las visitas infinitas...